Y al final, Marilyn (III)

La tercera vez que la vi, nos conocimos.

Todos los que estábamos en el hostel nos juntamos para hacer una barbacoa. Cuarenta personas de todos los países compartiendo carne, cerveza y conversación. No era mal plan.

La gente empezó a fluir y con ella, las historias. Una alemana que bailaba ballet, una francesa que trabajaba en Suíza haciendo relojes, un argentino dando clases de surf…

Charlábamos sin tapujos, sabiendo que era algo momentáneo. Dos días más tarde nos iríamos y no nos volveríamos a ver. Y estaba bien así.

Por ser los más jóvenes y aún encima, los españoles, el resto tenían muchas expectativas de nosotros en la pista de baile. Quedamos en vernos en el Flamingos.

Ahí fue donde sucedió. No voy a aburrir con detalles, pero al llegar, todos estaban bailando como si fueran imbéciles, simplemente pasándolo bien. Sí, confirmé, me sentía en casa.

Empezamos a beber y bailar, a reír y a hacer lo que nos apetecía. Joder, pensaba. Un país que no es el mío, un idioma que no es el mío, gente que no conozco de nada y está siendo una de las mejores noches en mucho tiempo. La conexión era increíble.

Seguía bailando cuando ocurrió. Como en una película, vi cómo la gente se apartaba, haciendo un pequeño camino entre todas las personas que estaban en la pista. Con la música de fondo, cruzamos miradas una vez más. Y, a cámara lenta (o eso me pareció), se acercó.

“Quiero conocerte, me has llamado la atención” me dijo mientras bailábamos.

La agarro de la mano y nos vamos fuera, con una cerveza en la otra. Nos la empezamos a pasar, deslizándola por la mesa mientras nos sumergimos en la conversación. Es francesa, trabaja en Londres, hace ballet, siempre viaja sola. Dice que quiere forzarse a crecer y a estar incómoda. No quiere depender de nadie. No quiere ver que la vida se le ha ido sin aprovecharla.

Joder.

Sólo puedo pensar en de dónde cojones ha salido esta tía y en por qué no deja de ser Marilyn. En mi pobre inglés le pregunto que por qué se ha acercado a hablar conmigo.

Me clava la mirada, pensativa. Y vaya si responde.

Me cuenta la sensación que tuvo. Me cuenta cómo me vio la primera, la segunda y la tercera vez. Me cuenta cómo me ha imagino. Y acierta.

Yo también hablo. Le digo lo que pensé al verla, lo que me ha llevado a estar hablando con ella y la sensación de que todas las conversaciones deberían ser así. Ella empieza a liarse un cigarro y a hacerse la desinteresada, como si estuviera siendo todo demasiado fácil. Y no lo dudo. Me levanto y me voy a bailar. A Marilyn no la persigues: si quiere ir, irá y no hay nada que puedas hacer al respecto.

Me acerco a la alemana, que se alegra de verme y me intenta enseñar un paso de ballet (o al menos, así lo recuerdo). Mientras se unían un par de bailarines improvisados más, veo que alguien se acerca por detrás y me agarra el brazo. Me giro y, premio: allí estaba ella. La cojo de la cintura mientras me acerco a hablarle al oído. Ambos sabemos que el tiempo pasa y que todo que habíamos vivido esos días eran una anomalía en la rutina, así que, ¿por qué no ir hasta el final? ¿Por qué cortar la conexión y protegerse?

Quería ser vulnerable, me daba igual. Me quería arrojar al vacío y no me importaba que no hubiera red. Cogidos de la mano, cruzamos el local, camino a la barra. Mientras iba delante, abriendo sitio, notaba cómo apretaba mi mano, para no perderme. Pedí la que todavía no sabía que iba a ser nuestra última cerveza juntos y todavía cogidos, nos acercamos.

[…]

En un momento dado, se acabó. Ella seguía siendo Marilyn y yo seguía siendo quien quiera que fuese. Nos terminamos la cerveza, pasándonosla mientras la gente empezaba a salir del local. La miré y, sin decir nada, entré en el local una última vez.

 

 

Cuando salí, ella ya se había ido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s